lunes, 28 de septiembre de 2009

6. Sobreviviente

Muchas personas me llamaron para felicitarme desde que se conoció este rinconcito en el que escribo. Parece que están pasándose la dirección los unos a los otros, para leer lo que escribo, desde que mi nieta Gise se enteró que su abuelo está acá, contando sus cosas, como vengo haciendo desde que llegué a este país.

¿Cómo que no nombré a mis bisnietas? Las nombré el primer día que escribí, en el primer párrafo de Shaná Tová!

Sí, tengo dos bisnietas que, igual que yo –parece que es cosa de familia–, también son a su modo, sobrevivientes. Porque Mia y Luz, las hijas mellizas de mi nieta Sabrina y su esposo Lucas, llegaron a este mundo siendo muy chiquitas y tuvieron que luchar mucho, desde tan pequeñas, para poder vivir. ¡Y vivieron! Hoy están sanas y sus padres felices y sus abuelos –mi hijo Quique y mi nuera Marta–, no paran de hablar de ellas.

Cuando pienso en esas dos criaturas, me acuerdo todo lo que pasé para poder sobrevivir. Me acuerdo que escuchaba decir: “Un día más de vida es vida” y aunque la sensación de querer que todo aquel horror terminara de una vez, quedaba tapada por mi anhelo de seguir con vida.

Setenta años pasaron desde que comenzó esa pesadilla, un primer día de septiembre de 1939, cuando los nazis invadieron Polonia y, en menos de quince días, habían derrotado al ejército y ocupaban Varsovia.

¿Qué estaba haciendo yo el 22 de septiembre de 1939? No lo recuerdo. Quizás, mirando desfilar a las tropas de ocupación y diciéndome –como tantos otros polacos–, que quizás no iba a ser tan terrible.

Ese mismo día, pero setenta años después, estaba recibiendo la noticia que había nacido mi tercera bisnieta, Martina, hija de mi nieto Uriel y de su mujer, Natalia. Uriel y Sabrina, son hermanos, así que mi hijo y mi nuera fueron abuelos por tercera vez. Imagínense cómo están de contentos.

¡Qué distinto es todo ahora!

Cuánto me alegro de no haberme entregado a la tentación de ir hacia las alambradas para que los guardias del campo me mataran de una vez, como hicieron tantos otros.

Qué feliz me hace haber resistido y vivir para contarlo.

¡Bho! Ya les voy a contar otras cosas. Como por ejemplo, cuál fue la esperanza que me mantuvo en esos años de infortunio. Eso es algo que me da vueltas por la cabeza una y otra vez y no puedo olvidarlo... como si fuera un milagro.

Ahora nos tenemos que ir con la Bobe a la casa de mi hija al festejo del Yom Kipur.

Un abrazo para todos los que pasan por acá.


Motek

20 comentarios:

Nachu dijo...

Abuelo mio cada dia estoy mas orgullosa de vos...sos mi gran ejemplo!!!! y hoy estamos todos reunidos festejando Iom kipur!!!! en la casa de Nachu y Fer
Te adorooo
Tu Ñieta
Nachu

Nachu dijo...

Jatima Tova!! para toda la familia!!! y que se cumplan todos los deseos!!
te queremos
Eduardo, Elena, Gise, Rodrigo, Bachi, Pedro ,Bubi Fer y Nachu

Motek Finster dijo...

¡Jatima Tová para toda la familia!

El Abuelo

martafinsterss dijo...

HOLA TE SALUDO YA ENVIE UN SALUDO PERO QUERIA CORREGIR QUE EL NOMBRE DE LA OTRA BISNIETA ES LUZ NO SOL GRACIAS

ASTRID dijo...

hola motek,mi nombre es Astrid, soy cuñada de rodrigo lokaj y amiga de gise. Tu nieta me hizo saber de tu blog y aca estoy, tan emocionada y con la piel erizada como la primera vez que lei tu libro. Te conoci personalmente en el cumpleaños numero 80 de "bebe", el zeide de rodrigo, para ese entonces tu libro aun no estaba publicado pero yo ya conocia tu historia por medio de tu nieta. Debo confesar que tenia muchas ganas de saludarte, acercarme a darte un abrazo siquiera pero no me anime, lo mismo me sucedio, pero aun mas fuerte, la segunda vez que te vi, en la muestra de comedia de gise,ya que habia leido tu libro y conocia mas en detalle todo el horror por el que pasaste. Es tal la emocion que siento al verte que se me hace un nudo en la garganta...y nunca llego a saludarte o a abrazarte...
Aprovecho este medio de comunicacion para decirte que ya no solo sos ejemplo para tu flia. sino para todas aquellas personas que como yo conocimos tu historia. Se que nunca habra una caricia o un abrazo que pueda curar tanto dolor, pero igualmente te mando un abrazo fuerte y ruego a Dios que la raza humana haya aprendido de una vez por todas, que no importa raza ni credo ya que somos todos hermanos.

Lolítica dijo...

Excelente. ¡Otro abrazote para vos!

Lolita y El Profesor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Milena dijo...

Hola Motek soy Mile la mamà de Lucas, cuando lei tu comparaciòn de las melli como sobrevivientes con respecto a vos se me llenaron los ojos de làgrimas, te felicito por lo q haces, segui con tu fuerza q es un ejemplo de vida y a ver sdi hacemos un viajecito mas adelante, vos con tus tres bisnietas y yo ya con cuatro nietos.... muchos besos... Mile.

Motek Finster dijo...

Astrid:
Creeme que yo también pido eso: que el ser humano lo aprenda. Gracias por todo lo que me decís.

Motek

Motek Finster dijo...

Lolitica:
Gracias, chiquita, por leer desde el primer día y por todo lo que me escribís.

Motek

Motek Finster dijo...

Profesor:
Nadie puede sentir lo que sentí yo, excepto vos. Te quiero mucho.

Motek

Motek Finster dijo...

Milena:
Sí. Ojalá podamos hacernos un viajecito. Gracias por leer lo que cuento. Un beso y un abrazo para vos.

Motek

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Ola, what's up amigos? :)
In first steps it is very good if somebody supports you, so hope to meet friendly and helpful people here. Let me know if I can help you.
Thanks in advance and good luck! :)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.